Diario de un ladrón de oxígeno

Diario de un ladrón de oxígeno

$ 15.000

Imagina que existiera un libro en que Holden Caufield fuera alcoholico, y Lolita, ayudante de fotografia. Que se conocieron en una cuidad espectacular, pongamos que en la Gran Manzana. El queda cegado de amor. Ella, de ambicion.

Hay existencias

Category:

Descripción

Imagina que existiera un libro en que Holden Caufield fuera alcoholico, y Lolita, ayudante de fotografia. Que se conocieron en una cuidad espectacular, pongamos que en la Gran Manzana. El queda cegado de amor. Ella, de ambicion. Diario de un ladron de oxigeno es una novela a tumba abierta que te hara reir y te partira el corazon. Pero sobre todo es un recuentro minucioso de las cosas que nos hacemos unos a otros y de las que permitimos que nos hagan.

Información adicional

Dimensiones1.5 × 15.4 × 22.1 cm
Autor

Anonimo

Editorial

Reservo ir books

Tema

Historia

Idioma

español

Encuadernación

Pasta dura

ISBN

9788416709878

También te recomendamos…

  • Alicia en el País de las Maravillas

    Charles Lutwidge Dogson (182-1898, mas conocido como Lewis Caroll, fue un matemático y profesor de lógica apasionado por as niñas. Para una de ellas, Alice Lidell escribió uno de los libros mas insólitos de la literatura inglesa: Alicia en el País de las Maravillas (1865).

    El 4 de julio de 1865, Caroll emprende un viaje en compañía de un reverendo y de las tres hijas del deán Liddell. Durante el viaje relata a las niñas una divertida historia que, mas tarde y algo ampliada se convierte en Alicia en el país de las maravillas.

    $ 10.000
  • El huérfano

    Jun Do vive en un orfanato y se considera un humilde ciudadano «del mejor país del mundo». A los catorce años es reclutado por el ejército norcoreano como soldado de túneles, y va ascendiendo al servicio del Gobierno, primero como secuestrador y asesino profesional, hasta convertirse en oficial de la inteligencia militar. Guiado por un sentido extremo de la lealtad y el sacrificio, Jun Do es capaz de cometer los actos más atroces sin pestañear, pero es, también, aquel

    $ 15.000
WhatsApp chat