La dieta cero barriga

La dieta cero barriga

$ 20.000

Imagina que te quitas la camiseta, te miras en el espejo y te ves con cero barriga.

No con una barriguita, ni siquiera una diminuta, nada de buche, ni flotador, ni michelines.

Hay existencias

Descripción

Imagina que te quitas la camiseta, te miras en el espejo y te ves con cero barriga.

No con una barriguita, ni siquiera una diminuta, nada de buche, ni flotador, ni michelines.

Cero barriga. Un estómago plano y tenso donde antes solía estar blando.

La mayoría hace tiempo que abandonamos ese ideal. Hemos aceptado la grasa de la barriga como un lastre inevitable, un compañero de por vida, parte de lo que significa ser un ser humano normal.

¿Cero barriga? Eso es para los que aparecen en las portadas de las revistas, los que tienen entrenadores y nutricionistas personales y máquinas de liposucción personales en el sótano de sus mansiones de Beverly Hills. ¿Qué hay de la gente normal como tú y como yo? Siempre sufrimos la cruda realidad cuando tenemos que ponernos el bañador, sentimos cierto descontento con la panza que rodea la cintura, tenemos más probabilidades de sufrir las consecuencias para la salud del aumento de peso no deseado. Es así.

Pero no es verdad. No tenemos por qué vivir así.

Como editor de nutrición y bienestar de ABC News, director editorial de Men’s Fitness y ex director de las revistas Men’s Health, Women’s Health y Prevention, he pasado toda mi carrera estudiando la grasa en la barriga: de dónde viene, qué nos puede provocar y cómo podemos combatirla. He viajado literalmente por todo el planeta informando sobre la grasa: desde publicar revistas de deporte y nutrición en Europa y África hasta cubrir los hábitos de los atletas olímpicos en Beijing. Probablemente soy el que más sabe del mundo sobre tu barriga.

Esto es lo que sé: no hay mayor amenaza para ti y tu familia —para tu salud, tu felicidad, incluso para tu futuro económico— que ese pedazo de grasa que se ha subido a tu regazo y se ha instalado junto a tu estómago. Es un torpedo dirigido al torso, un misil lanzado al tórax. Es un organismo vivo y en continuo crecimiento cuyo único objetivo es destrozarte la vida.

Por eso he diseñado el programa definitivo para que desaparezca.

Cero barriga: ese es el objetivo.

Y este es el plan.

LA PROMESA CERO BARRIGA

Si yo fuera un gurú sabio y canoso sentado en la cima de una montaña del Himalaya y tú viajaras por medio mundo en busca de mi sabiduría, probablemente te sorprendería lo que te he dicho. Mi único secreto para llevar una vida mejor —una vida más sana, rica y feliz— no es «Pasa más tiempo con tus amigos», «Haz lo que te gusta», «Encuentra tu energía superior» o «Pon más dinero en tu plan de pensiones». El mío es: «Deshazte de la barriga». En el bienestar físico, emocional, económico y espiritual, la grasa de la barriga es más dañina de lo que imaginas.

La grasa de la barriga —lo que los científicos llaman «grasa visceral»— es la más peligrosa que existe: para el corazón, para el cerebro, para tu vida amorosa e, incluso, para la cartera. Los millones de células enemigas que contiene tu barriga son más malvadas de lo que los conspiradores de la serie Homeland llegarían a soñar jamás, y demuestran la misma dedicación para conseguir que fallezcamos. Entenderlas, saber de dónde vienen, qué hacen y cómo combatirlas puede ser la información más importante sobre salud y deporte que recibirás en tu vida.

La base científica que demuestra la relación entre la grasa de la barriga y el declive general de la salud personal se ha consolidado durante la última década, y los estudios son claros. Si permites que esa grasa se quede ahí, apalancada en tu regazo, creciendo y haciéndote sentir peor, no hay duda de cuáles serán las consecuencias: vivirás menos años (también menos años felices) y dilapidarás los ahorros combatiendo el daño que la barriga hace a tu salud y tu bienestar.

Pero hay una respuesta, una manera de cambiar tu destino y vivir más tiempo, más delgado y más feliz. Y la tienes en tus manos.

Es la promesa de CERO BARRIGA, el primer programa para reducir la grasa abdominal de forma radical, y no con los clásicos métodos para perder peso que restringen las calorías, sino «desactivando» de verdad los genes de la grasa y acabando con la inflamación que los vuelve a activar.

Tus genes son tus genes, no se pueden cambiar, pero sí cómo se expresan. Tal y como dice Alfredo Martínez, profesor de ciencias de la alimentación y nutrición en el Departamento de Fisiología de la Universidad de Navarra, tu código genético personal «es como la letra de una canción. No puedes cambiar la letra, pero sí cómo se toca la canción —la velocidad, el ritmo y el volumen— cambiando la dieta». (Nadie mejor que un europeo para que la grasa de la barriga suene a ópera.) Si tus genes de la grasa suenan a Metallica, este plan puede convertirlos en Mozart.

¡ÉXITO CERO BARRIGA!

MARTHA CHESLER, 52 años

Perdió 9,5 kilos y 17 centímetros en seis semanas

«¡Era fantástico saber que se estaban produciendo mejoras importantes en la salud que yo ni siquiera veía!»

Información adicional

Dimensiones2 × 13 × 20.3 cm
Autor

David Zinczenko

Editorial

vintage

Tema

salud

Idioma

español

Encuadernacion

rustica

ISBN

9780525433354

También te recomendamos…

  • A quemarropa

    Parker era un profesional. Cada uno de sus trabajadores  era garantía de éxito. No importaba lo difícil o peligroso que pudiera ser: si conseguía reunir un buen equipo y los beneficios eran razonablemente elevados, no había banco o caja fuerte que se resistiera. Pero un día su mujer y sus socios creyeron que seria una buena idea traicionarle y huir con su ultimo botín, y cometieron sin saberlo el mayor error de su vida.

    $ 10.000
  • Animales de trapo

    Es imposible no enamorarse de inmediato de uno de estos coloridos y suaves animales de micro fibra, peluche, algodón o fieltro. Ademas de fieles. el osito amoroso, el megarraton Mimi, la liebre Lina, el monito saltarin y compañía son grandes compañeros de juegos. Y varios de ellos son también muy útiles, porque hacen las veces de bolsa de agua caliente, cojín, hucha, asiento o bolsa para el pijama.

    $ 20.000
WhatsApp chat